Sugar Kid

Sangre y azúcar en iPhone

En Sugar Kid debes proteger a un entrañable terrón de azúcar de los ataques del Sr. Limón, que le lanza chorros de agua -y otros líquidos- desde diferentes tuberías. Sugar Kid se mueve de lado a lado de la pantalla y nuestro papel es crear pequeños puentes deslizando el dedo por la pantalla que bloquearán o desviarán los líquidos lejos del terrón que, como imaginarás, pueden destruirlo de la forma más sangrienta que puedas imaginar. Ver descripción completa

PROS

  • Diversión instantánea
  • Fácil control y secretos
  • ¡Gore!

CONTRAS

  • Algunos niveles son frustrantes

Bueno
7

En Sugar Kid debes proteger a un entrañable terrón de azúcar de los ataques del Sr. Limón, que le lanza chorros de agua -y otros líquidos- desde diferentes tuberías. Sugar Kid se mueve de lado a lado de la pantalla y nuestro papel es crear pequeños puentes deslizando el dedo por la pantalla que bloquearán o desviarán los líquidos lejos del terrón que, como imaginarás, pueden destruirlo de la forma más sangrienta que puedas imaginar.

Sugar Kid tiene un planteamiento sencillo y una jugabilidad que se ajusta perfectamente a lo que debe ser un juego de iOS. Nada de extravagantes gráficos, nada de titánicas aventuras ni complicados controles. Aquí todo es accesible y directo, diversión de consumo rápido, que no por ello de mala calidad.

Aunque tiene apariencia de puzle, este es un juego donde predomina la acción y la capacidad de coordinar el ojo con el dedo. Los primeros niveles son muy sencillos: Sugar Kid debe esquivar un solo chorro de agua sin apenas obstáculos. Poco a poco las cosas se complican, aparecen varias tuberías que expulsan agua a intervalos, objetos en mitad de la pantalla que hacen cambiar la dirección de los líquidos, Sugar Kid se mueve aleatoriamente… diferentes mecánicas se mezclan entre sí y que complican mantener a salvo al héroe. Algunos objetos aleatorios, como el paraguas, te ayudan en esta labor pero no debes confiar ciegamente en ellos.

A medida que superas niveles desbloqueas nuevas formas de jugar. Por ejemplo las Deadly Missions que son complicadas fases de dificultad extra solo aptas para los más buenos. Finalmente el Supervivencia, que es mi favorito, es como su nombre indica un único nivel que se complica progresivamente hasta el infinito para ver cuánto aguantas.

Sugar Kid es notable pero le falta pulir algunos detalles. Por ejemplo: la propia mecánica de juego deja al azar el resultado final de los niveles. A veces conseguirás más puntuación, otras menos, unas veces lo harás mejor y otras peor, pero pocas veces será el resultado directo de haber jugado mejor o peor. Otro pequeño defecto que he podido detectar ocurre en los niveles en que necesitas un tipo de líquido concreto para romper la burbuja de Sugar Kid. Es habitual que ese líquido no salga el tiempo suficiente para terminar el nivel. Se soluciona repitiendo el nivel hasta que lo logras, claro, pero no deja de ser frustrante.

A estas alturas queda claro que Sugar Kid bebe directamente de algunos videojuegos ya clásicos para iPhone e iPad como Angry Birds o Cut the Rope. Es gráficamente simpático, tiene un sonido adictivo y una duración más que apropiada, Sugar Kid es en general un muy buen juego para iPhone, y una excelente carta de presentación del estudio barcelonés A Crowd of Monsters.

Sugar Kid

Descargar

Sugar Kid